Deportes — 14 junio 2013

El plantel de la Selección Chilena Sub 20 hizo un balance de lo que fue su gira por Europa y su participación en la Copa Pinatar, donde esta jornada igualó 4-4 ante España y se quedó con las ganas de alzar el trofeo.

 

La primera reflexión la hizo el técnico Mario Salas, quien señaló a TERRA que la sensación es “de dulce y agraz. Haber jugado dos partidos seguidos no fue lo mejor. La planificación nos permite flexibilizar y que todo salga bien. Ahora es un desafío dosificar estos jugadores que nos haga llegar en buenas condiciones al Mundial”.

 

En torno al desempeño de su equipo y su sistema de juego, el entrenador nacional sostuvo que “trabajamos para ser protagonistas y no para ser actores secundarios. Nuestro objetivo es tomar el control del partido y eso se da, muchas veces lo logramos y otras no, pero siempre vamos a intentar hacer eso, con la misma identidad y modelo de juego”.

Desmenuzando el duelo ante los ibéricos, explicó que “no estoy tranquilo con el resultado. Hay cosas muy positivas, pero otras que no lo fueron tanto y es de esperar que no se repitan esos errores”.

 

Consultado por la presencia de un “espía” de Inglaterra, uno de los rivales de Chile en el Mundial, Salas esgrimió que “no me preocupa. Me parece bien siempre que esté dentro de algunos límites, porque cuando no los hay raya en un tema de ética deportiva. Uno trabaja distintas cosas, pero varía mucho en cada partido”.

 

Por su parte, Sebastián Martínez comentó que “estos partidos sirvieron mucho para lo que viene y esperamos partir muy bien en el Mundial. Rescato el coraje que tiene el equipo para siempre ir adelante aunque tengamos un resultado desfavorable”.

 

Ya pensando en la cita planetaria que se llevará a cabo en Turquía, el volante señaló que “nosotros lo tomamos con humildad y vamos a ir paso a paso. Intentaremos dejar todo por nuestro país”.

 

En tanto, el portero Álvaro Salazar manifestó que “no quedé conforme. El grupo quería salir campeón de este torneo, pero nos vamos tranquilo porque vamos por buen camino y podemos seguir mejorando para hacer historia en Turquía”.

 

También tuvo palabras para la disputa por la titularidad en el arco de la “Roja”. “El puesto se pelea día a día. Con Darío (Melo) y Brayan (Cortés) tengo una excelente relación, pero la competencia es por el bien de Chile”, confesó el cuidapalos.

 

Por último y sobre el duelo de este viernes, cerró diciendo que “hicimos ver muy mal a España por momentos y podríamos haberlo liquidado. Nos vamos con un empate que nos da un gusto de poder haber hecho algo más”.

 

Share

About Author