BancoEstado intenta hacer “control de daños” tras sabotaje informático mientras ex zar de ciberseguridad advierte por impacto en la credibilidad de la entidad financiera

Banco Estado-Aton

BancoEstado sigue intentando hacer “control de daños” tras el sabotaje informático que afectó el fin de semana a su sistema. Esta jornada, el presidente de la casa bancaria, Sebastián Sichel, hizo un nuevo llamado a la calma, señalando que “no ha habido robo de fondos y tenemos un seguro de ciberseguridad», mientras los expertos sostienen que el incidente pone en tela de juicio la credibilidad de la entidad bancaria.

“Vas a pensar dos veces en abrir cuenta en Banco Estado» sostuvo Jorge Atton, exdelegado de ciberseguridad del Gobierno, al referirse al incidente. “Esto es tan relevante que es parte de la imagen de marca de una institución, sobre todo en la parte financiera. Es un tema clave, de imagen y de la protección de los datos de los clientes”, indicó a Radio Bío Bío.

Mientras esta mañana desde temprano se veían en varias sucursales filas de personas esperando hacer distintos trámites y algunos usuarios han reportado que al momento de ingresar al sitio web aparecen errores de conexión o que el sistema permanece caído, en Banco Estado intentan dar señales de tranquilidad.

De acuerdo a la versión entregada por Sichel, “acá lo que hizo este virus informático es que entró muy rápido y tomó programas de computadores, no la información de las personas ni sus cuentas y por eso tenemos la certeza que no ha habido robo de dinero a las personas ni del banco”, afirmó en el matinal «Mucho Gusto» de Mega.

La postura del BancoEstado fue ratificada por Pablo Correa, vicepresidente de la entidad, quien aseguró en Radio Duna que «no ha habido ningún compromiso patrimonial y ninguna petición de rescate (…) El banco resistió de buena manera algo que podría haber sido mucho más grave”.

“El banco ya no está hackeado. Lo que viene ahora es un proceso de limpieza porque es un virus que logró encriptar parte de la información”, añadió Correa.

Según Sichel, “hay dos formas de que ocurran estas infecciones. Si entra un virus muy fuerte a la institución y si capturan datos muy valiosos piden secuestro cosa que no pasó en el banco, no ha habido ninguna solicitud de secuestro de datos, ni rapto de datos”.

“La otra posibilidad, que creemos que por ahí van los delincuentes, es que con la información que tomaron (…), traten de venderla en internet para tomar algo de recursos a partir de ahí. Hasta ahora no lo han hecho y lo que pasa en estos casos normalmente es que si no lo hacen en el corto plazo no lo hacen es porque la información que capturaron no es valiosa”, afirmó.

Respecto a los eventuales responsables, Correa apuntó a “bandas internacionales”, y precisó que “lo más probable es que esto tenga un origen fuera de Chile. Nuestro nombre no nos ayuda porque se confunde con los bancos centrales”.

Cabe recordar que el banco interpuso una querella por este hecho que ya está siendo investigado por el Ministerio Público y la Brigada de Cibercrimen de la PDI.

Paso a paso

En la oportunidad, Sichel precisó que tras detectar el problema hubo que «tomar una decisión dura, pero que era la mejor forma de proteger las cuentas de los clientes que fue partir ayer con las sucursales cerradas. Lo que se había infectado por el virus, que eran básicamente los sistemas operativos de caja y mesón, no afectará finalmente las transacciones que hacían las personas”.

Tras amanecer el lunes con sus sucursales cerradas, el banco comenzó a retomar paulatinamente la normalidad del funcionamiento. A las 10:30 horas, ya había 108 sucursales operativas.

En este contexto, Sichel insistió en que “no ha habido robo de fondos pero además tenemos un seguro de ciberseguridad, nos preparamos en caso de esto que es lo que hacen los bancos más modernos y por lo tanto se cubre cualquier pérdida y, además, está la ley de fraude».

Consultado en particular por el caso de una persona que registró una sustracción de dinero, pero que luego la recuperó, Sichel explicó que “lo que pasó es que al reiniciar el sistema operativo, por eso a él le aparece después el reembolso, esto no solo pasó con él, sino que pasó con cerca de 30 mil casos que al reiniciar el sistema operativo se le cargó en una hora contablemente los cobros y después se le reembolsaron los recursos”.

“En este caso no tiene que ver con la operación del secuestro digital sino como paramos el sistema de transferencia se duplicaron los cargos pero se le reembolsó el 100% a las personas”, expresó.

Proyecto de ley

En este contexto, la bancada de diputados de RN pidió al Gobierno poner suma urgencia a la ley sobre delitos informáticos.

“He solicitado a la comisión de Seguridad que este proyecto que está desde marzo en la comisión de Constitución, lo comencemos a tramitar en esta instancia. Lamentablemente, el Gobierno no le ha puesto urgencia y llegó en su segundo trámite al Senado desde la Cámara de Diputados en marzo de este año y no ha tenido ninguna prioridad para ser debatido y finalmente legislado”, dijo el diputado RN Gonzalo Fuenzalida.

En tanto, su colega Luis Pardo dijo además que “el ciberataque que recibió el BancoEstado pone nuevamente de relieve el poder avanzar con la ley de inteligencia que contenga todos los elementos para modernizar la Agencia Nacional de Inteligencia y para poder utilizar las capacidades del Estado en sus diferentes organizaciones, así como también de las Fuerzas Armadas, para hacer frente y prevenir un ciberataque”.