Blocc, las gafas mascarilla que cubren todo el rostro, para no tocarse la cara

Según expertos como el doctor William P. Sawyer, no tocarse la cara es tan efectivo como una vacuna, para evitar una pandemia. Los virus respiratorios penetran por la nariz, la boca y los ojos. Pero hay un problema: nuestras manos, que a veces no controlamos. Por eso existe Blocc, unas gafas mascarilla que cubren toda la cara, impidiendo que la toquemos.

De media, nos llevamos la mano a la cara hasta 23 veces cada hora. Es un acto reflejo, inconsciente, que aprendemos desde pequeños y no podemos controlar. Lo hacemos para rascarnos, para espabilarnos, cuando estamos nerviosos, cuando estamos cansados… Y es casi imposible evitarlo.

Si conseguimos evitar tocarnos la cara, reduciremos enormemente las probabilidades de contagiarnos. Blocc puede ser una gran ayuda, como podemos ver en este vídeo:

Blocc son unas gafas que hacen las veces de mascarilla, cubriendo toda la cara. Tienen una doble función. Por un lado, impiden físicamente que nos toquemos la cara de forma inconsciente.

No quedan pegadas al rostro así que son muy cómodas de llevar, y completamente transparentes. Otras personas podrán seguir viendo nuestros ojos o nuestra boca mientras hablamos. Y si lo deseamos, también se pueden usar encima de una mascarilla o de unas gafas convencionales.

Otra función importante de Blocc es que entrenan a nuestro cerebro para terminar con el vicio de tocarnos la cara. Cada vez que lo hagamos las manos chocarán con la máscara, y el cerebro recibirá un estímulo negativo, recordando que no debe hacerlo. Con el tiempo, comprobaremos como cada vez nos llevamos menos las manos a los ojos, la nariz o la boca.

Blocc está fabricado con policarbonato transparente, recubierto con una capa de protección para evitar arañazos y que el plástico se empañe.

Se puede lavar todas las veces que se desee con agua y jabón.

Si estás interesado, estas gafas que cubren toda la cara buscan financiación en Indigogo. Tienen un precio de 23 euros, y comenzarán a enviarse en septiembre.