Campeonas de la Superliga Femenina expresan descontento por lesiones

Pablo Alejandro Rondón| @PablinhoAle3110

CARACAS. Pese a ya haber pasado más de un año de la última edición  de la Superliga Femenina de Venezuela, conquistada por Estudiantes de Caracas, en un éxito que contó con el esfuerzo de un grupo de jugadoras que literalmente, lo dejó todo. Tanto así que hasta el sol de la actualidad, dos de ellas requieren cirugías por sendas lesiones, que ellas denuncian en sus redes sociales no han sido atendidas debidamente.

La defensora Emperatriz García sufrió ruptura de ligamento cruzado a mediados de la ronda regular de aquel certamen (mayo), y culminó el mismo jugando bajo esa condición, hecho que no le impidió anotar un tanto en la llave final frente a Flor de Patria, clave en la conquista de la corona. “Mi lesión es real. Le pongo todo el corazón y ganas en cada entreno y partido para en su momento representar y aún más dejar en alto un club que hoy no me da la cara como yo y mis compañeras lo hicimos cada 90 minutos de esos juegos”, expresó la monaguense de 21 años en una publicación de Facebook.

Pese a contar con diversos ofrecimientos de clubes en el extranjero, el futuro de la polivalente futbolista, que puede ser marcadora de punta o zaguera, es incierto debido a la necesidad de pasar por el quirófano y atender dichas molestias. “Esta es la realidad del fútbol femenino en Venezuela realmente solo somos ‘una obligación’ y como todo lo que es obligado, no se hace de corazón ni de buena manera”, sentenció la jugadora, quien en 2018 se coronó con Flor de Patria.

Eso sí, agradeció la gestión de la Asociación Única de Futbolistas Profesionales de Venezuela (AUFPV), por atender sus requerimientos.

Goleadora rota

 

Una de las más destacadas en dicho torneo fue la atacante Leydy Urbina, quien reventó en 14 ocasiones los arcos rivales, hasta que un terrible sonido en su rodilla derecha en el duelo de vuelta de cuartos de final contra Caracas Fútbol Club culminó con su actuación y la ha tenido lejos de un campo de juego por 14 meses.

Integró la convocatoria de “la casa blanca” a la Copa CONMEBOL Libertadores femenina, que se llevó a cabo en Ecuador, junto a García, pero más por temas burocráticos que deportivos, como completar la plantilla que compitió en dicho evento.

“Ya un año y medio de mi triste lesión, donde se han burlado de mi trabajo donde di lo mejor de mí”, soltó la ariete en otra publicación en la citada red social. “Sólo le dejo esto, para que sepan lo que se vive aquí el Fútbol Femenino”, complementó la goleadora de 22 años de edad.

Urbina, nativa de Caracas, tenía un acuerdo de palabra con un conjunto fuera del país, pero todo se vino a pique por su lesión. De igual forma lo sigue intentando, para volver a patear balones.

De momento, ambas no han conseguido mayores respuestas a sus inquietudes a pesar de lastimarse en plena competencia y vigencias de sus contratos, mientras que la Superliga de fútbol femenino no aparece en los radares para disputarse en un tiempo reciente, dado los coletazos de la pandemia del Covid-19.

En una entrevista en julio al portal web Balonazos, el vicepresidente de la AUFPV, José Ramón López, reconoció que sin la competición es difícil resolver el futuro reciente de las jugadoras, ya que no poseen acuerdos debidamente firmados y formalizados al no existir registros en el sistema COMET, requisito indispensable para que los mismos sean válidos.