Chile no solo despertó, sino habló fuerte y claro: demoledor triunfo del Apruebo a una nueva Constitución con más del 78%

A las 21:07 horas, el Servicio Electoral dio a conocer el primer cómputo del plebiscito, dando cuenta de una tendencia irreversible a favor del Apruebo y la Convención Constitucional en este plebiscito 2020.

Los posteriores informes solo confirmaron que la historia estaba escrita. Así, con 36.945 mesas escrutadas correspondiente al 82,25%, los datos arrojaban un 78,17% para el Apruebo y un 21,83% para el Rechazo. En la consulta sobre el tipo de órgano que debiera redactar la Nueva Constitución, la Convención Mixta Constitucional suma un 20,76% y la Convención Constitucional un 79,24%, con el 72,65% de las mesas escrutadas.

Hace un año, más de un millón 200 chilenos salieron en masa a marchar a las calles clamando cambios en pleno estallido social. Un año después la movilización nuevamente fue masiva, esta vez hacia las urnas, y desde temprano se pronosticaba una alta participación.

En el extranjero también se replicó un fuerte nivel de entusiasmo y ni la lluvia de París, Londres o Buenos Aires impidió la asistencia masiva a los locales de votación. Pasadas las 20 horas, el Servel dio a conocer los resultados preliminares, con el 33,3% del total de votos escrutados. Con estos datos, el Apruebo alcanzaba 86,59% (7674 votos) y el Rechazo 13,41% (1188 votos). En tanto, la Convención Constitucional suma 86,11% (7453 votos) y la Convención Mixta 13,89% (1202 votos).

Otro foco fue la Plaza Italia, donde en la tarde centenares de personas llegaron hasta el sector a manifestarse cuando el proceso estaba en plena marcha y todavía no cerraban las mesas. Y cuando el triunfo del Apruebo estaba confirmado, la Plaza Baquedano comenzó a repletarse de personas que concurrieron a celebrar al son del ya histórico «Chile despertó».

Los resultados

En la oposición esperaron los resultados por separado. Mientras, el Partido Comunista esperaba la visita del Frente Amplio en su comando del barrio Brasil, Unidad Constituyente, lo hizo en la sede del Partido Socialista, y alistó un escenario en París con Londres.

En La Moneda, no hubo escenario. El Mandatario encabezó un comité político, para analizar la situación y finalmente se desistió de un discurso en Plaza de la Constitución y optó por una intervención en Patio los Naranjos, flanqueado por sus ministros.

«Este plebiscito es el comienzo de un camino que todos deberemos recorrer para acordar una nueva Constitución para Chile. Hasta ahora la Constitución nos ha dividido, a partir de hoy todos debemos colaborar para que la nueva Construcción sea el gran marco de unidad, estabilidad y futuro», fue parte del discurso del Presidente.

En la sede de la UDI penaban las ánimas, y el senador gremialista Juan Antonio Coloma, evitaba hablar del resultado como un fracaso, y señaló a la prensa que hay dos opciones, o “bajar los brazos o entender que este es el inicio de un proceso”.

Las primeras declaraciones de la timonel gremialista Jacqueline van Rysselberghe apuntaron a reconocer el triunfo «categórico» del Apruebo, y  dijo que en el partido se pondrán «inmediatamente» a trabajar para poder elegir «los mejores constituyentes».

Elección bajo pandemia

La jornada de hoy fue un proceso marcado por la pandemia que obligó a tomar una serie de medidas que se han tradujeron en largas filas en las afueras de los locales de votación para evitar las aglomeraciones al interior de los mismos.

Sin embargo el Servel ha hecho un positivo balance de la jornada. De acuerdo al presidente del organismo, Patricio Santamaría, hasta ahora todo no ha sido muy diferente a como han transcurrido otras elecciones, con los típicos casos del ciudadano que no quiso ejercer de vocal o el caso del vocal que llegó ebrio, como ocurrió en Punta Arenas y tuvo que ser detenido.