China anuncia que su nave reutilizable ha completado su primera misión

Hace poco tiempo pudimos comprobar cómo en SpaceX celebraban el haber conseguido lanzar y aterrizar un cohete a los pocos segundos. Aunque no es comparable a lo anunciado por China por diversos motivos, empezando por el tamaño del cohete, lo logrado por el país asiático es un hito que puede ser el inicio de una nueva época.

Lo anunciado por China es el lanzamiento y aterrizaje de una nave reutilizable tras mantenerse tres días en órbita, desde el 4 de septiembre hasta hace unas horas. No hay demasiada información al respecto y la existente se está tratando con mucha cautela, pero en principio parece que dicha nave es muy similar al Boeing X-37B estadounidense.

Esta nave fue lanzada mediante un cohete Larga Marcha 2F y carecía de otra misión más allá de probar sus adelantos y demostrar que ya es posible realizar varias misiones con la misma nave, en especial la faceta más complicada: lograr un buen aterrizaje en el lugar deseado.

Desde The Telegraph se comenta que de momento no se han mostrado imágenes sobre la nave, por lo que toda la información que se tiene parte de los medios de comunicación del gobierno chino, aunque seguramente sea cierto por el esfuerzo económico que están haciendo en este tipo de tecnología y su intención de ser el país más avanzado en la carrera espacial.

Lo más importante de esta misión es el abaratamiento que conseguiría y lo que podría agilizar el número de misiones espaciales. Tras un debido mantenimiento sería posible relanzarlas sin necesidad de construir otras naves y todo el proceso de pruebas que se requieren antes de poder utilizarlas.


Cuánto cuesta enviar un astronauta al espacio

Las misiones espaciales nunca han sido baratas, y las relacionadas con astronautas no son una excepción a esta regla. Pero, ¿cuánto cuesta realmente enviar a un astronauta al espacio? En este reportaje echamos cuentas, y valoramos si es un gasto que merece la pena realizar.

Enviar más personas al espacio, ayudar en el mantenimiento de estaciones, lanzar satélites y otras misiones necesarias podrían sufrir un importante avance. Aunque, como pasa con todos estos logros, en la cabeza de políticos y científicos siempre está el poder enviar personas a la Luna o a Marte en un futuro no demasiado lejano.

De momento nos tenemos que mantener a la espera de conocer más detalles al respecto de la misión y que desde China publiciten las imágenes de la nave espacial reutilizable, pero puede ser el comienzo de una nueva época.