CrossWater, el taxi autónomo acuático

La movilidad urbana está cambiando radicalmente gracias a los vehículos eléctricos y la inteligencia artificial. Hemos visto bicicletas, motos y coches eléctricos, incluso taxis voladores. Y ahora es el turno de.. los taxis autónomos acuáticos.

CrossWater es básicamente un barco de transporte autónomo, pero tiene una forma bastante peculiar. Es, literalmente, un cubo. Sus creadores lo ven como un ascensor, pero en lugar de moverte en horizontal, lo hace en vertical y sobre el agua.

Este taxi autónomo acuático puede transportar a 15 personas, y está diseñado para utilizarse en ríos, lagos y superficies acuáticas artificiales. No está pensado para el mar. Puedes ver cómo funciona en este vídeo:

Nos llama la atención, en primer lugar, su cuestionable diseño. Se trata de un cubo climatizado con paredes cerradas y unos ventanales en el centro, con pantallas de televisión en donde se puede ver YouTube y otras plataformas, y 18 altavoces para escuchar música.

Resulta un poco chocante que estés disfrutando de un espectacular paseo en mitad de un hermoso río o lago, y la propuesta sera mirar una pantalla, o encerrarte en un cubo rodeado de paredes.

Para mantener la navegación autónoma dispone de cámaras, sensores y radar que supuestamente sortean la presencia de otros barcos y cambian de rumbo a la platafoma de desembarco más cercana, si hay un accidente.

Tampoco está nada claro el aspecto técnico de la idea. Lo único que podemos ver en el vídeo, o en la web de CrossWater, es animación por ordenador. Se ofrecen unas especificaciones bastante sorprendentes, como una autonomía de más de 400 millas, uso de energía solar, velocidad máxima de 19 nudos, pero no aparece absolutamente ningún dato técnico ni ninguna imagen real sobre cómo se van a construir estos taxis autónomos acuáticos.


Echo Auto

Altavoz inteligente para el coche que lleva Alexa a tu vehículo. Te ofrece todas las funciones del asistente de voz y te permite reproducir música en streaming y otros contenidos por los altavoces.

Aún así la compañía quiere tenerlos listos en 2022, y «montar una red de un millón de pods en 2025«.

Han puesto en marcha un crowdfunding en su web, y al parecer ya han recaudado un millón de dólares