El campo minado de la acusación constitucional contra Mañalich: oposición se complica y no logra una postura común

La acusación constitucional presentada contra el exministro de Salud, Jaime Mañalich, definitivamente desordenó las filas de la oposición. Esto, porque las bancadas del PS y el PPD recién evaluarán el respaldo al libelo y -como efecto colateral- la Democracia Cristiana decidió «paralizar» el anunciado libelo contra el ministro del Interior Víctor Pérez.

«Esta acusación paraliza otras acusaciones en curso, ya que no podemos tener estos temas grandes simultáneamente. Espero que en un futuro haya una mejor coordinación en la oposición respecto de la presentación de estas acusaciones», sostuvo esta mañana el jefe de bancada DC, Daniel Verdessi.

Sin embargo, en apenas un par de horas, el expresidente de la Cámara de Diputados Iván Flores le quitó el piso a lo planteado por Verdessi. “La opinión del jefe de bancada respecto a suspender eventualmente la acusación constitucional contra e ministro del Interior es exclusivamente la opinión del jefe de bancada. No ha habido un acuerdo de la bancada de la Democracia Cristiana en orden a suspender o no la acusación constitucional. No se ha tomado acuerdo, no se ha conversado al interior de la bancada, por lo tanto la declaración de Verdessi es a título personal y la bancada tendrá que tomar su propia determinación”.

A juicio de Flores, es necesaria una mayor coordinación en las filas opositoras. “Lo que está claro es que el Gobierno lo hizo mal en el estallido, al inicio de la pandemia y con el paro de los camioneros y bueno se hizo acreedor de la actuación fiscalizadora de la Cámara de Diputados. Por otro lado, tampoco se puede convertir esto en un festival de acusaciones, de tal manera que la oposición tiene que sentarse a conversar efectivamente dónde vamos a ejercer plenamente nuestro rol fiscalizador y donde no. Si son todas serán todas , pero hay que discutirlo y esto no ha sido discutido al interior de la oposición”.

Por su parte, en el PS, el jefe de bancada Luis Rocafull, sostuvo que “no descartamos ninguna acusación al ex ministro de Salud como tampoco al ministro del Interior”, pero aseguró que la “prioridad única” hasta el 25 de octubre es “hacer todos los esfuerzos, en garantizar la más amplia participación ciudadana en el Plebiscito para así lograr un gran triunfo”.

Su correligionario Juan Luis Castro, añadió en tanto que “¿quién duda en Chile que el exministro Mañalich tuvo responsabilidad en el mal manejo de la pandemia? Pero eso es distinto a una acusación constitucional contra alguien que ya no está en el gabinete, no es ministro de Estado, no tiene efectos la destitución y además tenemos por delante en las próximas seis semanas el evento más importante del país que es el plebiscito”.

PPD en análisis

El libelo contra Mañalich fue presentado con firmas básicamente de diputados del Frente Amplio, y se restaron de suscribirlo las bancadas de la DC y el PS. En el documento, de 50 páginas y dos capítulos, se acusa al exministro de Salud de infringir gravemente la Constitución y las leyes, colocando en riesgo la vida y la salud de la población.

En el PPD, en tanto, anunciaron que estudiarán esta tarde el libelo para tomar una decisión. “Nosotros teníamos serias dudas sobre la oportunidad de esta acusación constitucional y el riesgo evidente de división opositora previa al plebiscito. Sin embargo, una vez presentada esta acusación nuestra bancada está estudiando el texto jurídico y lo discutiremos hoy por la tarde en reunión de bancada para tomar una decisión conjunta”, dijo el jefe de bancada del PPD Raúl Soto.

De todos modos, Soto precisó además que “debido a que uno de los parlamentarios de nuestra bancada ya puso su firma es muy probable que nos terminemos sumando con nuestros votos”.

Por su parte, Ricardo Celis, presidente de la comisión de Salud de la Cámara, y que firmó el libelo, sostuvo que “la acusación tiene sentido toda vez que es posible cambiar la política y estrategia sanitaria que lleva adelante este Gobierno y que ha determinado que más de 16.000 chilenos hayan perdido la vida. Somos el quinto país con más alta mortalidad del planeta y eso obviamente hace necesario perseguir las responsabilidades políticas”.

“Ahora bien, si esto va a significar que no se presente la acusación contra el ministro Pérez, (Gonzalo) Blumel, etcétera, son temas totalmente distintos. Aquí tiene sentido la acusación al exministro Mañalich toda vez que el Gobierno pueda entender que tiene que cambiar la estrategia sanitaria para poder tener mejores resultados en Chile”.

Sin embargo, no todos en el PPD están de acuerdo con la postura de Celis. Según la exministra de Salud, Helia Molina, “las acusaciones constitucionales hacen mucho ruido si uno pensara técnicamente a los mejor hay razones para hacer una crítica sustantiva de la forma en que se enfrentó la pandemia. Pero de ahí a una acusación constitucional no estoy segura de si eso corresponde en este minuto. Las acusaciones constitucionales ocupan mucha energía del Congreso”, dijo a La Segunda.

Los argumentos del Frente Amplio

Desde el Frente Amplio defienden el libelo. “No se puede ser oposición y defender a Mañalich”, dijo Jorge Ramírez, presidente de Comunes.

“Este es un buen momento para mostrar que los llamados a la unidad no son solo discursos vacíos. Es importante que la ciudadanía sepa quién están por defender al exministro Mañalich y quienes estamos por no dejar impune la responsabilidad política”, indicó.

A su turno, el diputado liberal Vlado Mirosevic sostuvo en Radio Infinita que “el ministro, por rasgos que son de su personalidad, lamentablemente terminó afectando una política que ha tenido consecuencias fatales que se pudieron haber evitado. Sin ninguna duda tiene una responsabilidad política y hay que perseguirla. No puede quedar impune la estrategia que el ministro llevó a cabo desoyendo incluso a los propios expertos”.