El Gobierno busca en la oposición la falta de respuestas en materia de orden y seguridad

Uno de los talones de Aquiles de la actual administración, reconocido incluso desde el propio sector, ha sido la falta de gestión política, la escasez de equipos destinados a focalizar los esfuerzos específicos y una falta de visión estratégica para resolver los nudos en diversas materias.

Y ahora que la agenda de seguridad se transformó en una de las más relevantes, luego de los episodios ocurridos en diferentes comunas del país y que terminaron con fallecidos en plena vía publica, el Gobierno vía Secretaría General de la Presidencia (Segpres) emitió un informe donde detalla el estado de avance de una decena de proyectos relacionados con el área.

En el escrito consignado por El Mercurio, además de citar con nombre y apellido a la presidenta y vicepresidente del senado, Adriana Muñoz y Rabindranath Quinteros, se acusa el no respeto a las urgencias de parte del senador Alfonso de Urresti (PS) en su rol de presidente de la comisión de Constitución.

Como receta para intentar cambiar la inercia de las iniciativas se propuso la vieja receta de «sacarlos al pizarrón», una que ha tenido disimiles resultados a lo largo de la actual administración y no siempre con resultados positivos para sus propios intereses.

Cabe considerar que si bien la oposición marca menos que el gobierno, el apoyo a la gestión presidencial que se ha situado por debajo de las dos cifras hacen de esta estrategia una mucho mas compleja.

Entre los proyectos a los que apunta La Moneda en la Cámara se encuentran: la modernización del Sistema de Inteligencia del Estado (SIE), cambios en la persecución al narcotráfico, penas para usurpación de inmuebles y las sanciones por delitos informáticos. En el Senado, en tanto, hay otras siete iniciativas, como la modernización de las policías, la ley corta antiterrorista y la ley de control de armas y protección a la infraestructura crítica.