Felipe Vázquez acusado por pedofilia y él dice que es inocente

El venezolano de Piratas de Pittsburgh Felipe Vázquez, que enfrenta múltiples cargos de agredir sexualmente a una menor, testificó el martes que los oficiales de policía mintieron el año pasado cuando dijeron que él confesó haber tenido relaciones sexuales con una niña de 13 años.

Vázquez, hablando públicamente por primera vez desde su arresto hace casi un año, también testificó en su audiencia preliminar que pidió en numerosas ocasiones hablar con un abogado cuando fue interrogado por funcionarios encargados de hacer cumplir la ley de Pensilvania y Florida, pero le dijeron que no podía. La policía ha dicho que Vázquez cooperó voluntariamente y que nunca pidió hablar con un abogado hasta después de su arresto.

El nativo, de 29 años, busca desestimar todas las pruebas recopiladas por la Policía Estatal de Pensilvania y los agentes del Departamento de Aplicación de la Ley de Florida el 17 de septiembre de 2019, cuando fue entrevistado y finalmente arrestado. Ha estado detenido sin derecho a fianza desde entonces. No se espera una decisión sobre la moción hasta finales de este año.

Durante su visita, las autoridades de Pensilvania ejecutaron una orden de registro y se llevaron el teléfono, la computadora portátil y la ropa de Vázquez que habían visto en las imágenes del teléfono de la niña. La policía declaró que no grabaron ni tomaron notas durante su conversación con Vázquez.

El juez Scott O. Mears ahora tiene que decidir si cree en Vázquez o en los oficiales. Si Mears acepta la moción, cualquier material recolectado del apartamento, computadora portátil o teléfono de Vázquez, así como su confesión, sería descartado. Los fiscales aún podrían confiar en las fotos y videos proporcionados por la presunta víctima, junto con su testimonio.

Vázquez, quien se mudó a Estados Unidos desde Venezuela en 2011, dijo que su conocimiento del movimiento de «Black Lives Matter» y la violencia policial contra los afroamericanos estaba en su mente cuando aceptó cooperar con los investigadores.

Vázquez dijo que creció temiendo a la policía «corrupta» en Venezuela y que tenía un primo al que le dispararon por la espalda mientras intentaba huir. «Desde que llegué aquí, escucho en las noticias y todas esas cosas que disparan a los afroamericanos», dijo. «Me hice tatuajes y parezco un negro».

Una trama secundaria curiosa de la audiencia fue la capacidad de Vázquez para deletrear su apellido. El apellido de Vázquez era Rivero hasta abril de 2018, cuando dijo que lo cambió a Vázquez para que coincidiera con el de su media hermana.

A pesar de que hay bastante evidencia que incrimina a Felipe Vázquez, cómo videos, mensajes, fotos y registros de llamadas que apoyan la tesis de que el venezolano abusó sexualmente de una menor de edad, pero los abogados de Vázquez planean argumentar que al momento de sus encuentros, la niña quién entonces tenía 13 años, habría mentido sobre su edad con el pelotero y le habría mostrado una identificación falsa. | ESPN.COM