Fotos que nos muestran a personas que se toman las cosas de forma demasiado literal

Hay gente que tiene un concepto de la realidad muy particular. Por lo general, si a cualquiera de nosotros nos piden una cafetera de regalo, lo normal es que compremos una máquina pequeña de hacer café… y no a una mujer que se dedica a hacer café; no sé si entendéis la diferencia.

Pero, por suerte o por desgracia, no todo el mundo es así y, en ocasiones, topamos con gente que se toma las órdenes de forma demasiado literal y libre. Aquí os dejamos unos cuantos ejemplos de eso:

Odio a las semillas de sésamo

A su amigo no le gustaba el sésamo, por lo que pidió ‘dos partes inferiores del pan’… creo que no le entendieron demasiado bien, pero todo es cuestión de ponerle ganas.

¿Puedes cambiar el rollo de papel?

Le pidió a su hija pequeña que, por favor, cambiase el rollo de papel que se había acabado… ella hizo lo que podéis ver en la foto, cosa que me parece infinitamente más complicada.

Quería una tarta de cumpleaños

Pero no especificó cuál… por lo que su novia decidió prepararle un poco de cada una. Tengo que decir que, al menos a mí, me parece la tata perfecta.

Un café con hielo

Esto es lo que pasa cuando se lo pides a un camarero que no está demasiado acostumbrado a ese tipo de pedidos.

Palitos de queso

Los pidió en un restaurante chino y esto fue lo que le trajeron. No podemos decir que, en esencia, no sean unos palillos de queso… pero claro…

La tortilla perfecta

Un cliente pidió una tortilla vegetariana picante sin huevo y con tomate. Como podéis ver, este plato representa perfectamente todo esto (sino, decidme cómo habríais hecho vosotros una petición tan absurda).

Peticiones muy particulares

Pidió una hamburguesa de helado en el McDonalds… y se la hicieron sin problema. Lo cierto es que tiene una pinta muy buena (y muy sencilla).

Un regalo algo exagerado

Le pidió a su novia una máquina de café… y lo cierto es que ella se excedió un poco con el tema del tamaño. ¿A quién se le ocurre que alguien puede querer tremendo trasto?

Kilo y medio

Pidió un kilo y medio de tomate… y bueno, le dieron un tomate de un kilo y medio. Técnicamente no hay nada malo, pero es que nunca había visto un tomate tan grande; parece una cabeza.

Estantería para especias

Este es uno de esos ‘errores’ que llegan con regalo sorpresa: no solo le llegó la estantería, sino que le vino con todos los botes llenos de especias. Eso que se lleva.

Un té bastante suave

Le pidió a su pareja que le preparase un té bastante suave, ya que tenía miedo que se le quitase el sueño… y lo cierto es que, después de ver esto, podemos tener por seguro que se le habrá quitado hasta la sed.

¿Crees que son espaguetis?

Pues no: es el extra de queso que pidió en un restaurante mexicano. Esta gente tiene un concepto de los tamaños bastante exagerada.

Una tarta de corgi

Ella quería una tarta de esta raza de perritos tan bonita. Lo malo fue que no especificó de qué parte del perito quería la tarta. Esto es el resultado de su falta de detalles.

A vosotros, ¿qué os han parecido estas imágenes? ¿Alguna vez os ha pasado algo así? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Difundir.

La entrada Fotos que nos muestran a personas que se toman las cosas de forma demasiado literal aparece primero en CABROWORLD.