Hasta 2024 no se recuperará el tráfico aéreo, como poco

El tráfico aéreo mundial no volverá a los niveles anteriores a la pandemia de coronavirus hasta por lo menos el 2024, según ha previsto la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA).

Entre todas las nuevas problemáticas surgidas en los últimos meses, el principal escollo que se ha encontrado el sector es la incertidumbre sobre la reapertura de las fronteras. Con una pandemia afectando a la mayor parte de los grandes destinos, y tantas diferencias políticas entre los países infectados, el futuro se antoja difícil para el economista jefe de la IATA, Brian Pearce.

«Actualmente estimamos que los niveles de 2019 no se alcanzarán hasta 2024, que es un año después de lo que habíamos esperado anteriormente», se lamenta Pearce en un comunicado enviado a los medios.

Por lo pronto, mejorar o posponer las fechas depende de cómo los países lograrán «controlar el virus» el virus en el futuro. En contexto, las nuevas restricciones británicas que impiden los viajes a España han «creado mucha incertidumbre», en palabras del economista. Al par de días, aerolíneas como Jet2 y Tui terminaron por cancelar todas sus conexiones con España. 

Leer más: La OMS admite que no hay regreso a la vieja normalidad: la propagación del coronavirus se acelera pese a los intentos de frenar los rebrotes

«Lo que todavía estamos esperando es la difusión de la reapertura, sobre todo para los viajes de larga distancia, en particular para los viajes transatlánticos», se lamenta Pearce. En este marco, cualquier recuperación en la segunda mitad del año sería «más lenta de lo que esperábamos», sobre todo después de que los meses de mayo y junio no supusieran el soplo de aire fresco que la industria esperaba.

Así, y debido al aumento de las cifras de COVID en algunos de los países que más viajes registran, la reapertura de las fronteras internacionales llevaría más tiempo del previsto. Hace unos días el propio director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus  ya expresó que la vieja normalidad estaba muy lejos de volver si los brotes de COVID-19 seguían incrementándose.

«Es completamente comprensible que las personas quieran seguir con sus vidas, pero no volveremos a la normalidad», sostuvo el líder internacional durante una rueda desde la sede de la organización en Ginebra, recogida por CNBC.

De cara al año 2020 en su conjunto, la IATA espera una caída del 63% en el tráfico aéreo, un escenario bastante peor que su anterior previsión del 55%, en palabras de Pearce recogidas por 24 France.

La IATA, que agrupa a 290 aerolíneas, proyecta que sus ingresos se rebajarán a más de la mitad en comparación con sus cifras del 2019.

Este artículo fue publicado en Business Insider España por Luis Casal.