Impresiones de Android 11 tras las primeras horas de uso y novedades que más hemos utilizado

Android 11 por fin está aquí. Siempre que se lanza una nueva versión de un sistema operativo nos gusta repasar esas novedades y, si se da el caso, empezar a usarlo para ver realmente si hay un cambio radical o solo algunas pinceladas que pulen lo que ya teníamos.

Tras unas primeras horas con Android 11 en un Pixel 4aque analizamos hace unas semanas– nos damos cuenta de una cosa: el sistema de Google, por fin, se encuentra en un estado maduro. No hay cambios radicales y lo que vemos es que hay retoques por aquí y por allá para mejorar las funciones del sistema, pero sin romper la experiencia.

Los iconos son los mismos, la velocidad que hemos experimentado es, básicamente, la misma, tenemos una fluidez idéntica y, en definitiva, es como seguir con nuestro Pixel 4a con Android 10. Esto es bueno, en parte, porque no nos obliga a aprender nada, pero enseguida empezamos a ver novedades interesantes.

Hay pequeños detalles como detalles en color negro puro en iconos de aplicaciones cuando tenemos activado el tema oscuro (para ahorrar algo de batería en pantallas OLED/AMOLED) y otras cositas en los diferentes apartados del sistema que os detallamos hace unas horas.

A continuación, sin embargo, os contamos cuáles son las mejoras más evidentes de Android 11 y las que más hemos estado usando estas primeras horas con la nueva versión del sistema de Google. 

Eso sí, queremos recalcar que la experiencia ha sido en un Pixel porque Android 11 ya ha llegado a otros dispositivos que tienen su propia capa, por lo que hay elementos que serán distintos.

Controles multimedia mejorados y que ocupan menos espacio

Soy una persona que está constantemente escuchando música en el móvil o lanzando contenido del móvil al televisor. Ya sabéis que cuando se reproducen contenidos de media en el móvil aparece, apelotonada junto a las notificaciones, una ‘tarjeta’ que nos da los controles de la reproducción. Eso cambia con Android 11.

Y es que, lo que ahora aparece es una tarjeta con un diseño más pulido, pero justo bajo los iconos de configuración y ajustes rápidos. Es decir, es algo que está separado de las notificaciones y que, además, es más ‘interactivo’.

Si estamos reproduciendo música en el móvil, pero mandamos a Chromecast un vídeo de YouTube y al Fire TV una serie de Netflix, aparecen tres tarjetas que podemos controlar de manera independiente.

Es algo que funciona bien, que nos permite seleccionar la fuente de reproducción (por ejemplo, en Spotify podemos cambiar entre altavoces externos o el interno de manera sencilla) y que hace que ese menú superior esté más ordenado, además de permitir controlar la reproducción desde ahí sin tener que entrar a cada app.

Nuevas notificaciones por categorías y con burbujas flotantes

Las notificaciones en Android suelen ser un problema dependiendo del móvil y la capa de personalización. Prácticamente todas las compañías han solventado esto en las actualizaciones más recientes de sus sistemas, pero siguen quedando terminales en las que notificaciones de ciertas apps no se muestran como deberían.

Veremos si con Android 11 se consiguen solucionar estos problemas de una vez por todas porque lo cierto es que las notificaciones han mejorado lo suyo. No es algo imprescindible y puede que si sois usuarios muy casuales ni os deis cuenta, pero ahora tenemos las notificaciones separadas por tipos, con las generales por un lado y las conversaciones (SMS, Telegram, WhatsApp, etc) por otro.

Podemos marcar notificaciones preferidas para que se muestren en la parte superior de la barra de notificaciones. Por ejemplo, tengo un contacto puesto como preferido y cuyas conversaciones siempre se van a mostrar sobre las de los demás.

Sin embargo, esto necesita un pequeño pulido y se agradecería que las notificaciones fueran más inteligentes. Es decir, bien por lo de separar conversaciones del resto, pero el sistema debería saber qué notificaciones son de correo, cuáles son de una red social y cuáles de otras apps para separar las de Instagram de las del gimnasio, por ejemplo.

Por otro lado están las burbujas. Se trata de la gran novedad y lo que hace es, a nivel de sistema, lo que otras capas como Samsung permitían en algunas aplicaciones como la de SMS. Cuando nos llega una notificación de alguna app de conversación, podemos marcar una opción para que esa conversación se muestre como una burbuja. 

De ese modo, aparece una burbuja flotando que se adhiere a los laterales del móvil y que nos permite acceder a esa conversación sin salir de la app en la que estamos. Si pulsamos ‘atrás’, la burbuja se minimiza, pero no desaparece. 

Podemos tener varias conversaciones y aplicaciones así para ir cambiando rápidamente entre ellas y si nos cansamos, simplemente debemos arrastrar la burbuja a la parte inferior de la pantalla. 

La pega es que las burbujas no funcionan en todas las apps de mensajería. De hecho, me volví loco buscando cómo activar la opción en WhatsApp o SMS porque tenía todos los parámetros bien marcados, pero seguían sin aparecer las dichosas burbujas… hasta que llegó un mensaje de Telegram.

Haciendo una breve comprobación, resulta que solo son unas pocas apps compatibles con este sistema de burbujas, por lo que habrá que esperar a que actualicen las aplicaciones para poder disfrutar de ello.

El botón ‘Power’ ya no solo sirve para apagar/encender el teléfono: es el centro de control de un hogar conectado

Una de las nuevas funciones de Android 11 que más he estado probando es la del nuevo botón power. Tradicionalmente, este botón sirve para reiniciar/apagar/encender el teléfono y los Pixel nos permitían colocar ahí las tarjetas de crédito para pagar fácilmente con Google Pay.

Ahora ese apartado da un paso más allá y si tenemos Google Home activado y enlazado a diferentes dispositivos IoT en casa, el control de los mismos aparece en ese menú power.

Solo hay que mantener pulsado el botón de encendido para que aparezca el menú. En mi caso tengo tres enchufes, una bombilla, el Nest y el Chromecast y, la verdad, hace que el control de casa sea algo más cómodo.

Control de permisos más preciso

Esto es algo que veremos más en el medio-largo plazo que en unas pocas horas con el sistema, pero me parece interesante apuntar que podemos revocar permisos de la aplicación de forma manual si hemos dejado de usar una app que, por el motivo que sea, no desinstalamos.

En mi terminal tengo algunas aplicaciones de esas que bajas para algo puntual y que luego no desinstalas porque a saber si la tendrás que bajar en el futuro. Da ‘pereza’ desinstalar ese tipo de aplicaciones que, además, te piden acceso a todo el teléfono, ubicación etc para funcionar.

Si es vuestro caso, debéis saber que entrando en el apartado de servicios de cada aplicación podéis revocar el acceso a la misma. Además, los nuevos permisos no son solo para apps que abandonemos, sino para todas, ya que el sistema es más inteligente y si seleccionamos que una app solo tenga permisos de ubicación, contactos, etc, cuando se está usando o solo para un determinado momento, pero la abrimos constantemente, deja de preguntarlo.

La grabación de pantalla oficial, por fin (y funciona bien)

Grabar la pantalla en los móviles que no tienen aplicación propia es, por decirlo suavemente, una pesadilla. O no funciona el audio o se ve con un bitrate muy pobre, o tiene marca de agua o, simplemente, no funciona bien. 

La mejor grabadora de pantalla integrada en un móvil es, para mí, la de OnePlus. Sin embargo, Samsung se ha puesto las pilas y, de hecho, con estos dos modelos grabamos los vídeos de xCloud hace unos meses. Os dejamos las impresiones del servicio de streaming de Microsoft.

Volviendo al tema. Android 11 cuenta con grabadora de pantalla, por fin, y no solo tiene buena calidad, sino que nos permite controlar opciones como si queremos grabar el audio interno de la aplicación, si queremos la marca de los toques en pantalla o si queremos el audio del micrófono.

Puede que muchos no la uséis nunca, pero para compartir contenidos, tutoriales o lo que sea, es de lo más útil.

Móviles que se pueden actualizar a Android 11

Es la gran pregunta. ¿Cuándo voy a poder actualizar mi móvil a Android 11? Los primeros móviles en acceder a la nueva versión del sistema son, como es tradicional, los de Google. A partir del Pixel 2 y hasta el 4a, podéis actualizar a Android 11.

Sin embargo, hay otras compañías que se han dado prisa y ya están liberando la actualización. Son los siguientes:

Para el resto habrá que seguir esperando, pero teniendo en cuenta que Xiaomi ya ha adaptado su capa, así como Oppo, realme y OnePlus, debería tardar poco en lanzarse en los móviles de esas compañías.