Las cápsulas de aprendizaje triunfan en EE.UU.

Un gran número de padres y profesores temen la llegada de septiembre en nuestro país. La situación con el coronavirus en las escuelas y centros de enseñanza preocupa a muchos ante la falta de infraestructuras o la imposibilidad de guardar la distancia entre los alumnos, o el poder controlarlos lo suficientemente bien.

En Estados Unidos siempre ha existido una mayor laxitud en el plano educativo y en función de los estados se puede hasta ofrecer la opción del aprendizaje en casa. Pero con la pandemia todo ha cambiado y el auge de las nuevas tecnologías ha propiciado una serie de implementaciones que han abierto la posibilidad de las cápsulas de aprendizaje, también llamadas microescuelas.

Una cápsula de aprendizaje puede ser una mezcla de distintas opciones, como el aprendizaje en casa, uso de las nuevas tecnologías y ofrecer clases a grupos muy reducidos. Un modo de estudio que varía en función de lo que oferte el centro privado y en el que algunos padres observan una salida ante la problemática del próximo curso escolar.

Hasta ahora era una opción muy poco utilizada que estaba enfocada a zonas aisladas el país o alumnos con necesidades especiales, aunque también optaban por esta variante miembros de congregaciones religiosas.

En La Información han recopilado distintas experiencias con este tipo de educación y la realidad es que difieren en gran medida los testimonios, aunque nadie duda de la explosión de este formato educativo para el nuevo curso. Aunque también se debe apuntar que solamente es una opción para familias con los recursos económicos suficientes como para poder pagarlo, en ningún caso se toma como una vía ofrecida por la educación pública.

Aunque se comparta aula entre 5 alumnos, un profesor para un curso entero puede suponer el desembolso de 100.000 dólares por estudiante, lo que ya es una muestra de la situación. Pero lo cierto es que se está transformando en una escapatoria para los padres con poder adquisitivo de cara a reducir los riesgos a los que expondrán a sus hijos.