Los carteles más locos dejados por vecinos fuera de sí

Las comunidades de vecinos son un mundo aparte. Series como ‘La que se avecina’ nos han demostrado que, cuando diversos núcleos familiares coinciden, las cosas se pueden poner muy, pero que muy complicadas.

Cuando surge un conflicto entre los residentes de un edificio, lo habitual es dejar un cartel comunicando el problema y esperar que así se solucione el asunto. Esto, que puede parecer una buena idea, en ocasiones, se tuerce bastante.

Hoy repasaremos algunos de los carteles más locos dejados por vecinos que, como veréis, no han tenido un buen día:

Creo que no hace falta decir nada más

Lo cierto es que tenemos que empatizar con la víctima en el hecho de que es un incordio tener que hacer todo eso (por no hablar del sablazo económico). No me quiero imaginar que estos dos se crucen en el portal del edificio….

Meridianamente claro

Suponemos que se trata de una confusión en la dirección, pero para que hayan puesto un cartel así, tienen que estar viviendo un auténtico infierno. ¿Será que alguien les gastó una broma muy pesada y colgó su dirección en un portal de contactos? Me hace ilusión pensar que sí.

¿Robar papel higiénico?

Hay que tener el alma bastante podrida para robarle a alguien su papel higiénico… ¿con qué queréis que se limpie ahora? Como bien deja claro el cartel, una buena diarrea es lo mínimo que se merece esa persona.

Todo muy críptico

La verdad es que no entiendo muy bien qué dice el cartel, pero me hace ilusión pensar que pone que el perro no cague en esa zona de la pared… ¿será que es una especie de perro araña?

Escrito por Pérez-Reverte

Independientemente del mensaje del cartel, que es bastante duro, lo que más llama la atención es el léxico utilizado para el mismo. Es como si un miembro de la Real Academia Española se hubiese puesto muy violento.

Un triste historia con secuela

A todo esto, seguimos sin saber si este bloque de vecinos pudo, al fin, disfrutar de la televisión… aunque mi parte favorita es ese mensaje del final: «Qué mierda de domingo». Me encanta.

El surrealismo hecho cartel

No sabes si es la persona más violenta del mundo o si es un genio del humor… en cualquier caso, esa despedida es, desde ya, la mejor que veremos hoy. Me declaro fan de esta persona.

Analizando todas las posibilidades

Teniendo en cuenta todos estos escenarios, o bien llaman a la policía, o bien se forma una especie de guerra civil dentro del edificio. Esperemos que sea lo menos grave (o lo más divertido).

Un problema de mier**

Lo peor de todo es que, al final, acaban pagando los dueños, cuando la culpa la tiene en realidad el inconsciente del dueño.

Un tema de lo más incómodo

Independientemente de que sea mejor o peor estar todo el día viendo ese tipo de contenido, lo que queda claro es que esta persona, como bien se indica al final de la misiva, tiene que ir a un especialista del oído.

A vosotros, ¿qué cartel os ha gustado más? ¿Alguna vez os habéis encontrado algo así en vuestro edificio? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: EL Huffpost.

La entrada Los carteles más locos dejados por vecinos fuera de sí aparece primero en CABROWORLD.