Los fenómenos más preocupantes del próximo caos climático

El mes de agosto ha sido bastante atípico y ha conseguido demostrar la peor cara de la crisis climática.

Recientemente, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) informaba que las capas de hielo de Groenlandia y la Antártida, que contienen suficiente agua congelada como para elevar los océanos 65 metros, están siguiendo los peores pronósticos relacionados con el aumento del nivel del mar.

En este sentido, el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) prevé que las capas de hielo de Groenlandia y la Antártida añadirán 40 centímetros a los océanos mundiales para 2100.

Sin embargo, a lo largo del mes de agosto también se dieron a conocer otros fenómenos. 

Leer más: La destrucción desenfrenada de los bosques desatará 5 o 6 nuevas epidemias cada año, según alertan los científicos

Así, olas de calor intensas, incendios más virulentos, tornados de fuego, tormentas de polvo o potentes y profundas borrascas más propias del invierno que del verano, abarcaron los titulares de las noticias.

A continuación encontrarás cuáles son los fenómenos que más preocupan a los expertos.

Profunda borrasca en Europa en pleno agosto

Una profunda borrasca, bautizada como Ellen, ha afectado al norte de Europa con efectos colaterales en España. 

El fenómeno podría haber experimentado un proceso de ciclogénesis explosiva, dejando un temporal de viento y olas de más de 6 metros, además de intensas lluvias, especialmente en Irlanda.

Según ha explicado El Tiempo, este proceso de profundización tan rápido —llamado ciclogénesis explosiva— es mucho más habitual en los meses de invierno que en esta época del año.

La profunda borrasca Ellen ha afectado principalmente a las islas Británicas. Sin embargo, también llegó a algunas zonas de España, dejando fuertes lluvias y rachas de viento en Galicia y en el Cantábrico. 

Groenlandia alcanza un punto de no retorno

La capa de hielo de Groenlandia ha pasado a un punto de no retorno, situándola en un camino irreversible hacia la desaparición, según los investigadores de la Universidad Estatal de Ohio (EEUU). 

Las nevadas que normalmente reponen los glaciares de Groenlandia cada año ya no pueden seguir el ritmo del derretimiento del hielo, lo que significa que continuaría perdiendo hielo incluso si la temperatura global dejara de aumentar.

En este sentido, el completo derretimiento de la capa de hielo de Groenlandia podría elevar los niveles del mar a 7 metros para el año 3000.

Y, si eso sucede, las ciudades costeras de todo el mundo desaparecerán.

Leer más: Cómo acabará el universo: varias explosiones acentuarán la oscuridad reinante, algo que será similar a fuegos artificiales silenciosos

De hecho, el hielo de Groenlandia ya es el mayor contribuyente individual del mundo al aumento del nivel del mar y únicamente en los próximos 80 años, su actual ritmo de derretimiento sumaría otros 7 centímetros al nivel global del mar.

Olas de calor mas intensas: récord en el valle de la Muerte

El oeste de Estados Unidos se ha enfrentado a una fuerte ola de calor con altas temperaturas y una de ellas ha sido la medida en el Valle de la Muerte, en California, donde el termómetro llegó a los 54,4ºC, el valor más alto medido en más de 100 años, según El Tiempo.

En 1913, el lugar registró la temperatura más alta de los registros: 56,7ºC.

Las características orográficas y geográficas del Valle de la Muerte hacen que sea uno de los lugares más calurosos del planeta.

Además, la escasa cobertura vegetal y dominancia de tierra, roca o arena, provoca un recalentamiento que se agrava en verano.

«Debido a la localización geográfica, entre 4 cadenas montañosas, el aire caliente sujeto a un recalentamiento continuo se queda atrapado por las paredes de las montañas en el interior y fondo del valle«, ha explicado Mar Gómez, responsable del área de meteorología de eltiempo.es.

«Ese aire caliente estancado junto con la insolación diaria hace que la temperatura se eleve alcanzando valores extremos”, ha agregado.

Incendios más virulentos y tornados de fuego

En consonancia con esta ola de calor, los incendios han sido protagonistas en esta parte de los Estados Unidos.

Leer más: Estas son las temperaturas máximas a las que llegará el planeta en un futuro, según un nuevo estudio

En este sentido, California ha declarado el estado de emergencia, convirtiéndose en una de las peores temporadas de incendios forestales que ha registrado la región.

Las autoridades han sumado cerca de 12 mil efectivos de bomberos para atender la emergencia. Al menos 5 personas han fallecido y el fuego ha arrasado con 312 mil hectáreas de territorio, según FayerWayer.

Además, la combinación de altas temperaturas y las tormentas eléctricas han disparado estos incendios que han provocado incluso tornados de fuego.

Según ha explicado Mar Gómez, los tornados de fuego surgen del calor extremo cerca de la superficie en combinación con el aire frío, lo que hace que el aire caliente, siendo menos denso y pesado, empiece a ascender.

Tormentas de polvo en Brasil

En Brasil se vivieron fuertes tormentas de arena con intensos vientos que afectaron a varios municipios del estado de Sao Paulo, como Marília, Sorocaba o Palmital, según ha recogido El Tiempo.

Las tormentas de arena no son inusuales en Sudamérica pero son más comunes en regiones como Oriente Medio.

Además, un estudio ha demostrado que estos fenómeno han aumentado su velocidad y magnitud, significando un gran peligro para la salud, ya que las partículas de polvo pueden dar lugar a graves problemas respiratorios.

Este artículo fue publicado en Business Insider España por Geraldine Soengas.