Los protectores faciales no son realmente útiles para protegerse del coronavirus, según un estudio

Antes de que se implantase la obligatoriedad de llevar mascarillas, no era extraño ver a personas por la calle con protectores faciales de plástico como medida de prevención ante el coronavirus. Aunque no eximen del uso de las mascarillas, todavía se suele ver a gente con ellos, pero ¿son realmente útiles para prevenir la propagación del virus?

Por decirlo de un modo directo, en principio no demasiado. Según la prestigiosa revista científica Physics of Fluids, estas pantallas detienen una gran cantidad de fluidos, pero no la totalidad. Al estornudar, por ejemplo, las gotas también se esparcen alrededor o por debajo del protector; y, del mismo modo, también pueden llegar gotas o saliva ajenas por esos ángulos.

Pero la investigación ha debido ser concienzuda, según informan en Infosalus y desde la Facultad de Ingeniería y Ciencias de la Computación de la Florida Atlantic University, en Estados Unidos, se llevó a cabo con un maniquí en el que se instaló un sistema que simulaba estornudos y toses a través de una bomba.

Mediante este maniquí se expulsaron gotas de agua destilada y glicerina que fueron analizadas con láser para ver sus movimientos. El resultado fue claro: son mucho menos efectivas que las mascarillas normales, tanto porque no retienen las misma cantidad de saliva, como por su poca defensa ante partículas que estén en el ambiente.

Todo esto lleva a la conclusión de que sí son útiles para minimizar los riesgos, pero no tanto como las mascarillas quirúrgicas que sí retienen un altísimo porcentaje de partículas y frenan casi por completo la posibilidad de ser contagiados al sumarse a otras medidas, como la distancia social.

Si tienes un protector facial y te gusta utilizarlo, no hay ningún problema en que vayas con él por la calle, pero siempre que unas su uso al de una mascarilla. Cualquier prevención puede ser discutible en algunos casos y esta ya se ha estudiado como insuficiente para cuidar tu salud y la de los demás.