Personas que se tomaron las órdenes de forma demasiado literal

El lenguaje es la principal herramienta de comunicación que tenemos. Es lo que nos permite, de forma clara y directa, transmitir una información a una o varias personas. a pesar de ser un recurso fundamental para nuestra supervivencia, no es perfecto y, en ocasiones, lo que para ti significa una cosa, para otra persona puede ser algo completamente diferente.

Hoy, que estamos de muy buen humor, veremos algunos casos en los que, personas con muchas ganas, pero con muy pocas luces, se tomaron algunos pedidos de comida de forma demasiado… ‘literal’, por decirlo suavemente. Algunas imágenes parecen sacadas de una mala comedia… pero son la pura realidad.

¿Quieres un poco de cebolla para ‘acompañar’?

En lo referido a las cantidades, en este restaurante tienen una concepción un poco diferente respecto al resto de la humanidad. ¿Quién sale de fiesta después de haberse comido eso?

La pizza de Super Mario

Así le llegó la pizza a esta persona después de que la pidiese con ‘extra de champiñones’…. espero que, al menos, no sean alucinógenos.

Lo mismo, pero con el peperoni

Aquí volvieron a pedir la pizza con un extra, solo que, en esta ocasión, de peperoni… por lo que podéis ver, en este local no son muy amigos del ‘correcto colesterol en sangre’.

Cortar en tres

Le pidió al responsable de la tienda que le cortase el bocadillo en tres… y bueno, podemos decir que, literalmente, se lo cortó en tres… otra cosa es el tema de las proporciones.

Dos mitades

Ella pidió una mitad de peperoni y una de champiñones… parece que, con esas indicaciones, no fue suficiente.

Un cortado con hielo

En este caso, la propuesta es tan loca que roza la genialidad. ¿A quién se le ocurre que alguien puede pedir una cosa así?

«Ponme todas las salsas que puedas»

Literalmente: le pusieron más de 200 bolsitas de salsa en la bolsa del pedido. Hay gente que solo quiere ver arder el mundo.

Medidas de seguridad

Una clienta le preguntó si hacían los bocadillos respetando la distancia de seguridad… y bueno, por lo que podemos ver en esta foto, esta persona es muy escrupulosa con los temas sanitarios.

¿Un extra de mayonesa?

Como se puede apreciar por la imagen, en McDonalds no se cortan a la hora de satisfacer los deseos de sus clientes… para lo bueno y para lo malo.

Todas las salsas que puedas

Un caso muy parecido al anterior… y es que, cuando utilizas este tipo de frases, hay personas que pueden tomársela de forma demasiado literal. Aunque parezca mentira.

Un hijo muy obediente

Su padre le dijo que podía comprarse un solo donut… y lo cierto es que, si somos estrictos con el lenguaje, el niño ha obedecido. Lo demás es entrar en matices innecesarios.

El concepto de ‘mitad’

Por lo general, cuando pides que te corten una hamburguesa por la mitad, te esperas lo que sea… menos esto. ¿A quién se le ocurre?

Pasarse unos cuantos pueblos

Pidió una hamburguesa ‘con todo’ y, como se puede apreciar en la fotografía, se la pusieron con, literalmente, todos los ingredientes de los que disponía el restaurante. No saber si reír o llorar.

A vosotros, ¿qué os han parecido estas ‘peculiares’ órdenes? ¿Alguna vez os ha pasado algo parecido? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: La Guía del Varón.

La entrada Personas que se tomaron las órdenes de forma demasiado literal aparece primero en CABROWORLD.