Raúl Guzmán, el dolor de cabeza del Senado: comités analizaron el caso ante posible formalización del secretario de la Corporación

El secretario del Senado, Raúl Guzmán, se ha transformado en el dolor de cabeza de la Corporación ante la inminente formalización por parte de la Fiscalía por infracción al artículo 318 del Código Penal, el cual se aplica a quienes transgreden las distintas medidas sanitarias dispuestas por la autoridad, en medio de la pandemia.

Cabe recordar que el 25 de junio pasado, el secretario del Senado fue protagonista de una polémica al ser  fotografiado en el restaurante «Loyola», ubicado en la comuna de San Miguel, junto al fiscal Patricio Rosas y el asesor Roberto Contreras, sin mascarilla ni distanciamiento social en plena pandemia de Covid-19.

Su primera explicación fue que acudió al lugar a buscar libros de Derecho, pero la indagatoria del Ministerio Público, a cargo de la fiscal regional del Biobío, Marcela Cartagena, ya cuenta con una serie de documentos, fotografías, imágenes de las cámaras de seguridad del local y la incautación de una computadora que avalan su inminente formalización, informó Radio Bío Bío.

La situación del exfiscal fue analizada esta mañana en reunión de comités, donde también se abordó la denuncia publicada hoy en El Mercurio sobre los pagos en exceso por sobre los 208 millones de pesos a altos funcionarios de la Corporación entre enero de 2017 y febrero de 2020.

Si bien la mayoría de los senadores ha decidido guardar silencio y no pronunciarse frente al caso Guzmán, dado que actualmente existe una investigación en curso, la senadora DC Yasna Provoste admitió a La Segunda que “obviamente es una situación incómoda para el Senado”.

Por su parte, su colega socialista Carlos Montes aseguró que “no vamos a adelantarnos a especular, una vez que tengamos los antecedentes vamos a emitir una opinión”, mientras el jefe de bancada RN Rodrigo Galilea sostuvo que “ni siquiera lo hemos conversado”, al ser consultado respecto a la posibilidad de que el secretario del Senado es formalizado.

En tanto, José García Ruminot (RN), presidente de la comisión de Ética del Senado, sostuvo que “lo prudente es esperar la investigación que lleva adelante la Fiscalía. Anticipar cualquier juicio no corresponde, tenemos que ser muy respetuosos de la autonomía del Ministerio Público”.

Por su parte, el vicepresidente del Senado, Rabindranath Quinteros (PS), indicó a Radio Bío Bío que de ser formalizada la máxima autoridad administrativa de la Corporación, el caso volverá a ser visto en la Comisión de Régimen Interior.

“Con respecto a esto ya hay un sumario sanitario que lo sancionó y si el Ministerio Público resuelve formalizarlo, el caso lo volverá a ver la Comisión de Régimen Interno del Senado”, dijo en alusión a la muta de 2,5 millones de pesos aplicada a Guzmán por la Seremi de Salud.