Richard Páez considera una «Prueba» el retorno de la Copa Libertadores

Pablo Alejandro Rondón| @PablinhooAlee

CARACAS. El exseleccionador nacional, doctor Richard Páez Monzón, estimó que este retorno de la Copa CONMEBOL Libertadores desde el martes es una prueba para la región en torno al posible inicio del Premundial rumbo a Qatar 2022, el cual fue ratificado también durante la misma jornada para el 8 de octubre.

“Indudablemente que va a ser una prueba prioritaria y que va a prelar cualquier actividad de la competencia sudamericana, mucho más entendiendo que la mayoría de las selecciones tienen jugadores en Europa y en otras partes del mundo”, expresó el anterior dirigente de Mineros de Guayana a Meridiano.Net.

Y en esa línea, manifestó que iría en contra de las recomendaciones de los máximos organismos de salubridad, en torno a evitar la propagación del Covid-19. “Traer jugadores de otros países para reunirlos en un solo sitio, es una prueba que hay que saber manejar muy bien porque prácticamente es un método antiepidemiológico, eso es lo que menos quiere la ciencia epidemiológica”, afirmó el traumatólogo de 66 años de edad.

Recordar que el merideño tomó la decisión de separarse del cargo de estratega del conjunto negriazul en julio debido a que retomar la competición del balompié en Venezuela era un riesgo, dado el aumento en los casos positivos dentro del país.

Entonces, ese “contacto de diferentes personas que vengan de distintos ambientes se  concentrarán en un solo sitio. Eso es lo peor que uno puede esperar desde el punto de vista epidemiológico”.

Pero de todos modos, la idea es que en el contexto de la región se pueda aprobar con buena nota esta evaluación, para abrir los ojos de la opinión pública internacional. “Todo dependerá de esta primera prueba futbolística que será la Copa Libertadores, y dios quiera que en este mes de septiembre baje el número de casos contagiados en los países de Sudamérica, para tener un cierto margen de seguridad”.

Páez viene de conducir a la entidad bolivarense en la presente edición de la CONMEBOL Sudamericana, la cual se reiniciará a finales de octubre y en la que quedó eliminado en primera fase, a manos de Sportivo Luqueño de Paraguay. En Libertadores fue quinto con Estudiantes de Mérida en 1999 y estuvo en tres ciclos de clasificación mundialista (Corea y Japón 2002; Alemania 2006 y Sudáfrica 2010).

Preocupación

En Sudamérica, no hay mayor tendencia a la baja del virus, pero seis meses después de la cancelación de competiciones CONMEBOL, ya era hora de tener mecanismos para el retorno de la normalidad, aunque esta sea nueva.

Pese a ello, no convence a la mirada experta de este entrenador y galeno que los certámenes se desarrollen bajo una atmosfera alejada de lo que indica la realidad. “La particularidad especial que se tiene es que se va a intentar comenzar en un continente donde todavía no se ha aplanado la curva de contagio, esa es la gran diferencia con Europa, allá si esperaron, pudieron aplanar las curvas pandémicas en los respectivos países”, comparó Páez.

En el “viejo continente”, la Liga de Campeones logró disputarse hasta cinco meses después de su suspensión y luego que cada campeonato local logró arreglárselas para terminar, al menos en los grandes conciertos por allá, lo que fue debido al control que esos países lograron ejercer en la situación de salubridad.

“Ahí es donde se comenzó a plantear la posibilidad de comenzar los torneos locales y esto último que están mostrando, que son la competencia de selecciones nacionales”, acotó el timonel Vinotinto entre 2001 y 2007, que no ve ese escenario en Sudamérica.

“Acá en Sudamérica, es donde uno se llena de inquietud, de preocupación, de una sensación que me tiene poco convencido. Los casos contagiados, intentar comenzar el fútbol y lo único que habrá de afincarse y apoyarse, es que se cumpla un verdadero protocolo sanitario adecuado”, aspiró el experimentado estratega.

Todo se ha visto. A Boca Juniors le permitirán ingresar a Paraguay con jugadores en la última etapa del contagio del virus, que según los médicos ya no es contagiosa, mientras que Estudiantes de Mérida tendrá a su asistente técnico (y exdirigido por él) José “Buda” Torrealba aislado por dar positivo, así como un jugador y un integrante del cuerpo técnico del Caracas, a los cuales los bajaron del avión a Medellín.

Su mayor deseo, es que “tengan garantías los protagonistas, jugadores, entrenadores y cuerpo técnico, que están en contacto directo, que no vaya a ser un mecanismo de propagación o de circunstancias no esperadas”.

De momento, cuatro exámenes no dejaron mucho que hablar, pero aún quedan resultados por conocer y saber si finalmente, podrán ser los que permitan que el camino rumbo a la cita universal que se celebrará en dos años pueda iniciar sin problemas.