Usos secretos del enjuague bucal que deberías conocer

Todos los productos tienen un uso recomendado por su fabricante, pero en muchos casos también se pueden emplear para más cosas. Es el caso, por ejemplo, del detergente para lavar la ropa, del jabón lavavajillas o del gel hidroalcohólico, de cuyos usos alternativos ya te hemos hablado en las últimas semanas.

En esta ocasión vamos a hablar de los usos secretos del enjuague bucal. Este producto se puede encontrar en prácticamente todos los cuartos de baño y, aparte de completar nuestra higiene bucal, también puede ser de gran utilidad en otras circunstancias. 

Y es que, por si no lo sabía, el enjuague bucal puede tener unos usos verdaderamente sorprendentes. Lo puedes emplear para cosas tan variadas como limpiar y desinfectar la piel, como aditivo para el lavado o incluso para dejar el inodoro reluciente.

Toma nota de estos usos curiosos del enjuague bucal y sácale el máximo partido a este producto:

  • Limpiar la piel de tu rostro. Si utilizas enjuague bucal antiséptico y entre sus ingredientes no figura el azúcar, lo puedes utilizar para limpiar la piel de tu rostro. Aplícalo con un algodón después de lavarte la cara con agua y jabón, y después enjuágate con agua tibia o fría.
  • Eliminar olores de la ropa. Para eliminar los malos olores de la ropa del gimnasio o cualquier otra prenda, añade una taza de enjuague bucal sin azúcar a base de alcohol en la lavadora. El producto matará las bacterias y los hongos que causan el mal olor.
  • Evitar el olor a sudor. Mientras que el desodorante enmascara el olor, el enjuague bucal antiséptico sin azúcar elimina la causa. Aplícalo en las axilas con un algodón para que haga efecto. Eso sí, si tienes alguna herida o te acabas de depilar, no lo hagas para evitar escozor. 
  • Desinfectar heridas. El enjuague bucal se empezó utilizando como antiséptico para prevenir infecciones quirúrgicas, por lo que lo puedes utilizar sin miedo para desinfectar heridas.
  • Limpiar el retrete. Si te has quedado sin producto para limpiar el cuarto de baño o simplemente te gustaría probar algo nuevo, el enjuague bucal te ayudará a dejar el inodoro impecable. Vierte un cuarto de taza en el retrete, déjalo actuar durante media hora y luego frota con la escobilla antes de tirar de la cadena. El enjuague bucal lo desinfectará todo.